fbpx

Sí, quiero recibir la Newsletter




    Esta es otra variante de pesto que me encanta en verano, cuando la albahaca está en su mejor momento. Las semillas de Cáñamo me encantan porque son de las pocas que aportan ácidos grasos esenciales Omega 3, junto con el lino y la chía. De todos modos, puedes sustituirlas cualquier fruto seco o semillas que te guste (nueces, semillas de girasol, piñones…).

    Dificultad: baja
    Tiempo: 20 minutos (10 para deshojar la albahaca y lavarla + 10 para el pesto)
    Cantidad: para 1 taza aprox.
    Apto para dietas: Crudivegana, Vegana, sin Gluten, sin Lácteos, sin Huevo

    Ingredientes

    • ¼ taza de Semillas de Cáñamo
    • 1 diente de Ajo pequeño, pelado (opcional)
    • 100 gr. de hoja de Albahaca fresca, lavada y seca
    • 1 cucharada de Zumo de Limón
    • 6-7 cucharadas (80-100 ml.) de Aceite de Oliva virgen extra
    • 1 cucharada de Levadura nutricional
    • Sal marina

    Procedimiento

    1. Coloca las semillas de Cáñamo en el vaso de una batidora de alta potencia o un procesador de alimentos junto con el Ajo y tritura, hasta obtener una consistencia de miguitas gruesas.
    1. Añade la Albahaca, el zumo de Limón, una pizca de Sal y tritura de nuevo, mientras vas añadiendo el Aceite de Oliva poco a poco, hasta obtener la consistencia deseada.
    1. Añade la Levadura nutricional y remueve bien.
    1. Pasa el pesto a un tarrito de vidrio y cubre con un poco más de Aceite de Oliva, para evitar que se oxide. Consérvalo en la nevera bien cerrado.