Sobre mi

"En mi cocina doy especial importancia a los alimentos frescos, de temporada, locales, producidos de forma limpia y respetuosa con la naturaleza y los demás seres vivos, sin refinar y libres de manipulación genética. También tengo muy en cuenta su energía vital y las propiedades que poseen, procurando emplear métodos de cocción y preparación que ensalcen sus virtudes" 

Hay dos cosas que siempre sentí muy claras, desde que era una adolescente: una era que quería disfrutar con mi trabajo dedicándome a algo que me apasionara, y la segunda que mi trabajo giraría en torno a la salud y el bienestar, la comprensión de los mecanismos profundos que nos hacen enfermar y su sanación.
Por eso cuando terminé la carrera de Biología, me lancé a la investigación biomédica, primero en la universidad y después en la industria farmacéutica. Fueron años de intensa búsqueda personal, en los que aprendí mucho sobre el sistema médico y sus limitaciones. Aunque no tenía ningún problema de salud concreto, sí sentía que me faltaba energía, solía estar cansada, baja de ánimo y me resultaba difícil desapegarme del pan, el café y los caprichos dulces que necesitaba de forma imperiosa cuando el estrés me superaba. Leía mucho y según mi nivel de conciencia iba aumentando, fui introduciendo cambios en mi alimentación de forma muy gradual, escuchando a mi cuerpo y tratando de acompañar cada momento que vivía con la mejor alimentación posible.


Acabé por darme cuenta de que ya no tenía sentido mantener mi trabajo y que estaba preparada para dar el salto, así que decidí dejarlo todo y marcharme a Nueva York. Allí me formé en The Natural Gourmet Institute for Health and Culinary Arts, una escuela para chefs de cocina natural fundada en los años '70 por la Dra. Annemarie Colbin, autora del libro "El poder curativo de los alimentos". Elegí esa escuela porque no se ciñe a ninguna filosofía o corriente dietética concreta, sino que trata de dar una visión lo más holística posible...cosa nada fácil, pero que para mí era esencial.
En esos 15 meses en Nueva York colaboré con profesionales que me aportaron muchísimo y que hicieron de mi estancia una experiencia inolvidable, sentando las bases de un gran cambio en mi forma de entender la cocina, la salud y la vida. Ahora sé que no existe una verdad única en lo que a la alimentación se refiere, sino que se trata de elegir de forma informada, consciente y libre, sin miedo, juicios ni coacciones, qué y cómo queremos comer. Es un camino que cada uno tienen que realizar desde su interior, nadie puede hacerlo por nosotros.

Desde que volví de Nueva York en 2011 he continuado investigando y experimentando en la cocina y en mí misma hasta encontrar mi propia visión de la cocina natural, un compendio de lo que me aporta la biología y lo que he aprendido de las diferentes filosofías y escuelas (macrobiótica, energética, vegetariana, vegana, crudivegana, paleo...). Nunca dejo de aprender y mi deseo es mantener siempre una actitud abierta ante la información que me llegue, sin cerrarme a nada de antemano, sin credos ni prejuicios, en libertad y poniendo en ello toda la atención y consciencia de que dispongo. También soy Experta en Nutrición Natural y Holística por el Instituto Holístico de Higiene Vital y continúo formándome y ampliando mis conocimientos cada día, simplemente porque me apasiona lo que hago...¡y no puedo evitarlo! 

"…existe una relación muy estrecha
entre lo que comemos y
cómo nos sentimos a nivel físico,
emocional y mental."

El mensaje que deseo transmitirte es que existe una relación muy estrecha entre lo que comemos y cómo nos sentimos a nivel físico, emocional y mental y en mis cursos quiero ayudarte a tomar conciencia de ello para que puedas emplearlo a tu favor y mejorar así tu salud, tu nivel de energía y vitalidad, tus ganas de hacer cosas, de emprender, de crear, de poner límites a aquello que invade tu espacio vital y te hace daño. En una palabra, generar bienestar y ayudarte a crear la vida que mereces.

Si tuviera que elegir una palabra para definir lo que siento al cocinar, esa palabra sería Armonía. Y si pudiera añadir alguna más, sería Felicidad y Conexión, una profunda conexión con la vida y con quién soy. Estoy enamorada de lo que hago y ojalá pueda contagiarte...¡juntos podemos llegar muy lejos!

 

firmablack