Zanahorias con Harissa aligerada

Jueves, el 27 de Julio 2017, publicado en Recetas, Verduras

Añade un toque de especias a tus platos de verduras

La harissa es una salsa picante típica de la cocina de Oriente medio que emplea diferentes variedades de pimientos picantes. La versión que te propongo es mucho más suave y solo tiene un toquecito de picante casi inapreciable, mucho más equilibrado y digestivo que la receta tradicional. A mí me encanta combinada con verduras dulces como las Zanahorias cocinadas un par de minutos al vapor (lo justo para resaltar su dulzor), aunque también se pueden usar en crudo en los meses de calor o para aprovechar al máximo todos sus nutrientes.

Zanahorias con Harissa aligerada


Ingredientes (para 4 personas)
Para la Harissa

• 3 cucharadas de Semillas de Comino
• 3 cucharadas de Semillas de Coriandro
• 3 cucharadas de Semillas de Alcaravea
• 2 cucharas de Pimentón dulce
• 1/4-½ cucharadita de Pimienta de Cayena (o más, si se quiere más picante)
• 2 dientes de Ajo, triturados
• 1/3 cucharadita de Sal marina
• 175 ml. de Aceite de Oliva de 1ª presión
• 3 cucharadas de Zumo de Limón

Para las Zanahorias
• 4 Zanahorias medianas
• 1½-2 cucharadas de Harissa
• 2 cucharadas de Perejil, Hierbabuena o Menta fresca, picada fina
• 1-2 cucharadas de Aceite de Oliva de 1ª presión

Procedimiento

Para la Harissa

  1. Calentar una sartén pequeña de hierro fundido o acero inox a fuego medio y añadir las semillas de Comino, Coriandro y Alcaravea. Tostar durante 2-3 minutos, removiendo constantemente, hasta que empiecen a desprender su delicioso aroma.

  2. Dejar enfriar y moler en un molinillo de especias. Pasar a un bol y mezclar con el resto de los ingredientes, removiendo bien.

  3. Conservar en la nevera y añadir a tus platos de verduras, tabulés, ensaladas...Si quieres que te dure más tiempo, añade el zumo de limón en el momento.

Para las Zanahorias

  1. Poner a calentar una cacerola con un fondo de agua y una rejilla de cocción al vapor.

  2. Lavar las Zanahorias y cortarlas en bastoncitos, procurando que queden lo más largos posible.

  3. Cuando el agua empiece a hervir, cocer las Zanahorias al vapor durante 2 minutos. Escurrir, pasar a un bol y añadir la Harissa, removiendo bien con una cuchara de madera.

  4. Dejar templar 10 minutos, añadir las hierbas aromáticas y mezclar bien. Si quieres, puedes añadir un poco más de Aceite de Oliva.

  5. Servir en el momento o conservar en la nevera (en ese caso, es mejor añadir las hierbas aromáticas justo antes de consumir).


Para un toque exótico, en lugar de aceite de oliva puedes añadir unas gotitas de Aceite de Sésamo tostado.

Déja un comentario

Estás comentando como invitado.