Rollitos de Calabacín rellenos de Rúcula y Salmón salvaje

Sábado, el 30 de Julio 2016, publicado en Recetas, Verduras

Perfectos para llevar de pic-nic o donde quieras

Estos rollitos son super rápidos de hacer y están buenísimos. Los puedes preparar unas horas antes y llevártelos de pic-nic, a la playa o donde quieras. También me encantan como aperitivo en una comida de verano.

Para prepararlos, solo necesitarás una buena mandolina para cortar láminas de calabacín finitas y homogéneas. ¡Lo demás son 5 minutos! Y si no tienes mandolina, puedes hacer tiras con el cuchillo de verduras. Te llevará algo más de tiempo, pero merece la pena.

Rollitos de Calabacín rellenos de Rúcula y Salmón salvaje

Como el Calabacín es una verdura muy rica en agua y de sabor muy suave, me gusta rellenarla con algo de sabor más intenso, como el Salmón ahumado y la Rúcula, que le da un toque amargo y un pelín picante. Solo te recomiendo utilizar Salmón salvaje, ya que es el único verdaderamente rico en ácidos grasos esenciales Omega 3. Los de piscifactoría no tienen el mismo valor nutricional, y por desgracia contienen otras sustancias tóxicas que es preferible evitar.
La Rúcula, la ralladura de Limón y el Vinagre de manzana del aliño aportan frescura y ayudan a la digestión de las grasas del pescado, además de apoyar al hígado en sus labores de depuración diarias.


Ingredientes (para 12 rollitos)

• 1 Calabacín grande (lo más ancho posible)
• 50 gr. de Rúcula ecológica
• 125 gr. de Salmón salvaje marinado o ahumado, cortado en trocitos
• 2 cucharadas de Semillas de Lino, recién molidas
• 1 Limón ecológico, lavado y seco

Vinagreta de Mostaza
• 1 ½ cucharaditas de Mostaza natural
• 1 ½ cucharadas de Salsa de soja o Tamari
• 2 cucharadas de Vinagre de Manzana suave (sin pasteurizar) o de Arroz
• 1 cucharada de Zumo Concentrado de Manzana
• 6 cucharadas de Aceite de Oliva virgen extra de 1ª presión en frío


Procedimiento

  1. Lavar el Calabacín, secar y cortar los extremos. Con ayuda de una mandolina o con un cuchillo bien afilado, cortar en tiras finas longitudinales de unos 3 mm. de grosor.

  2. Poner una cacerola ancha con un fondo de agua a hervir y un cestillo de cocción al vapor. Colocar las tiras de Calabacín en el cestillo, tapar y cocer al vapor durante 2 minutos (lo justo para que se ablande un poquito).

  3. Sacar las tiras con cuidado y pasarlas a un plato. Dejar enfriar.

  4. Para la vinagreta: mezclar todos los ingredientes en un bol y batir con un batidor de varillas, hasta emulsionar. Reservar.

  5. Para montar los rollitos: colocar una tira de calabacín sobre la tabla de cortar y poner en el primer tercio de la tira unos trocitos de Salmón y unas hojas de Rúcula troceadas. Añadir un poquito de la vinagreta y la ralladura de Limón. Cerrar el rollito, enrollando con cuidado y fijándolo con un palillo.

  6. Colocar el rollito en una fuente y repetir hasta acabar los ingredientes.

  7. Servir, adornando con un poco más de vinagreta y las semillas de Lino molido por encima. Si no los vas a tomar en el momento, puedes guardar los rollitos en la nevera y sacar una media hora antes de consumir.


Para una versión vegetariana, sustituye el Salmón por trocitos de Tempeh previamente dorado en la sartén (de esta forma también aportas proteínas completas) o bien un puñado de tomates secos y aceitunas picados.

 

Déja un comentario

Estás comentando como invitado.