Pudding de Chía con Almendras y Cacao

Sábado, el 30 de Julio 2016, publicado en Dulces y Postres, Recetas

¡Un desayuno que crea adicción!

Siempre me sorprende que algo tan delicioso como los puddings de chía sea tan fácil de hacer. Si no tienes mucho tiempo y quieres tener siempre a mano un tentempié sabroso y nutritivo, los puddings de chía son lo tuyo. También es un desayuno muy fresquito en verano, fácil de digerir y que te dará energía para rato...está repleto de grasas buenas, antioxidantes y sustancias antiinflamatorias.

Pudding de Chía con Almendras y Cacao

La base de cualquier pudding de chía son las semillas y el líquido que tú elijas ( agua, zumo de manzana, leche vegetal...) y a partir de ahí, ¡expresa tu creatividad! Puedes añadir especias, fruta, semillas, un endulzante suave...El pudding que te propongo aquí tiene Almendras activadas, Cacao en polvo, un poco de Aceite de Coco y está endulzado con Dátiles.
Puedes hacerlo para varios días y tomarlo fresquito de la nevera...a mí me encanta añadirle un poco de Coco rallado y frutos secos picados para darle un toque crujiente.

Las semillas de chía son la segunda fuente vegetal más rica en ácidos grasos Omega 3, después de las de lino. Ambas son semillas mucilaginosas, es decir que cuando entran en contacto con el agua, se hinchan y liberan el mucílago que da la consistencia al pudding. Este mucílago es rico en fibra soluble que alimenta a la flora intestinal y ayuda a prevenir o aliviar el estreñimiento. También tiene un efecto relajante para los nervios y potencia la concentración mental, así que es una excelente forma de empezar el día o tomar un tentempié a media mañana.

Ingredientes (para 3-4 personas)

• ½ taza de Almendras crudas, y un poco más para decorar *
• 2 tazas de Agua (aprox. 450-500 ml.)
• 6 Dátiles Medjool o 8-10 Dátiles deglet noor (menos dulces), sin hueso
• 1 cucharada de Aceite de Coco virgen
• 1 ½ cucharadas de Cacao puro en polvo
• 1/3 cucharadita de Canela en polvo
• 2 cucharaditas de Extracto de vainilla (opcional)
• 1 pizca de Sal marina
• ¼ taza de Semillas de Chía (4 cucharadas soperas)
• Coco rallado (opcional para decorar)

* Las almendras se pueden usar crudas tal cual o bien activadas, lo que mejora su digestibilidad y la disponibilidad de los nutrientes, en esepcial de minerales como el Calcio. Para activarlas, dejar las almendras crudas con piel en remojo durante toda la noche en agua templada y pelarlas al día siguiente (la piel se desprenderá fácilmente).


Procedimiento

  1. Poner todos los ingredientes, excepto las semillas de chía, en el vaso de la batidora y triturar hasta obtener una mezcla suave y homogénea.

  2. Verter la mezcla en un bol mediano, agregar las semillas de Chía y batir para que quede bien mezclado.

  3. Dejar reposar en la nevera durante al menos 1 hora o hasta que el pudding esté completamente frío; espesará aún más si lo dejamos toda la noche.

  4. Servir el pudding en vasitos, espolvorear con cacao en polvo o coco rallado y decorar con una cucharadita de almendras picadas.


Se puede conservar en un recipiente hermético en la nevera hasta 4 días.
Si se quiere más dulce, se pueden añadir más dátiles, un poco de melaza de arroz o, mejor aún, un poco de extracto natural de Stevia, que no afectará al índice glucémico del pudding.


Variantes:

En lugar de Cacao en polvo, puedes usar harina de Algarroba, que no contiene excitantes y es muy rica en calcio. Además de Canela, puedes añadir otras especias al gusto: Nuez moscada, Cardamomo, semillas de Anís molidas, Jengibre en polvo...

Comentarios (2)

  • Mary

    Mary

    09 Noviembre 2017 a las 20:20 |
    Hola Elena! Una pregunta, cuando activas cualquier fruto seco en agua, cuanto tiempo dura? Se puede conservar en un bote? Para ello necesitas secarlo antes? Muchas gracias

    responder

    • Elena

      Elena

      10 Noviembre 2017 a las 10:10 |
      Hola Mary,
      Cuando activas frutos secos o semillas, tienes que consumirlos en 2-3 días máximo (si no los consumes tras 12 horas de remojo, cambia el agua y déjalos en un lugar fresco o directamente en la nevera). Si quieres conservarlos en un bote durante largos periodos de tiempo, entonces sí que necesitas un deshidratador para deshidratarlos a baja temperatura durante unas 12-16 horas (según el tipo). Gracias por tu pregunta que seguro que aporta a todos!!!

      responder

Déja un comentario

Estás comentando como invitado.