Pesto de Perejil y Nueces

Martes, el 08 de Marzo 2016, publicado en Recetas, Salsas y aliños, eitquetado como: Nueces, Perejil

¡Pon un toque de color en tus platos!

El pesto clásico italiano se hace con albahaca, piñones, queso pecorino y un buen aceite de oliva, pero admite todas las variaciones del mundo utilizando otros frutos secos o semillas y distintas hierbas aromáticas.
El pesto de perejil es uno de mis preferidos...siempre procuro tener un botecito a mano en la nevera para añadirlo a las tortitas con aguacate del desayuno, en el aliño de la ensalada, en canapés y también para acompañar un plato de legumbres y verduritas.

Pesto de Perejil y Nueces

Este pesto super fácil de hacer es una forma de introducir más hojas verdes en tus platos...de hecho, el Perejil es una hoja riquísima en Vitaminas A, C y D, además de mucho Calcio, Hierro y otros oligoelementos...todo ello muy importante para un buen equilibrio ácido-alcalino, la salud de tus huesos y el buen funcionamiento del sistema inmune.

Ingredientes

• 75 gr. de Nueces, crudas o activadas
• 1 diente de Ajo, pelado y cortado por la mitad
• 2 tazas de hojas de Perejil fresco, lavado y seco
• 100 ml. de Aceite de Oliva virgen extra
• Sal marina
• 1 cucharadita de Miso blanco (opcional)

Importante: para una absorción óptima de los nutrientes, te recomiendo activar las Nueces y otros frutos secos antes de usarlos. Para ello solo tienes que remojarlos en agua tibia con un chorrito de zumo de limón o vinagre durante toda la noche. Al día siguiente puedes tomarlos tal cual o bien secarlos en un deshidratador durante 12h. o en el horno a 50ºC durante el mismo tiempo. 


Procedimiento

  1. Colocar las Nueces en una batidora de vaso junto con el Ajo y triturar, hasta obtener una consistencia como de arena o de pan rallado.

  2. Añadir las Hojas de Perejil, una pizca de Sal marina y la mitad del Aceite de Oliva. Triturar a baja velocidad hasta que todo el perejil quede bien picadito. Si no caben todas las hojas, se pueden añadir en dos tandas.

  3. Añadir el resto del Aceite de Oliva removiendo bien, hasta obtener una consistencia de salsa suave. Rectificar de sal si fuera necesario, o bien añadir un poco de Miso blanco, mezclando bien de nuevo.

  4. Pasar a un tarrito de vidrio y cubrir con un poco más de Aceite de Oliva, para evitar que el pesto se oxide. Se puede guardar en la nevera durante 5-6 días.

Comentarios (2)

  • Recetas caseras

    Recetas caseras

    13 Mayo 2016 a las 20:58 |
    Estupenda receta! Ideal para la salsa!
    Felicidades y Saludos :)

    responder

    • Elena

      Elena

      25 Junio 2016 a las 17:02 |
      Muchas gracias Pilar! Me alegro de que te haya gustado!

      responder

Déja un comentario

Estás comentando como invitado.