Ensalada depurativa con Espárragos y semillas de Lino

Jueves, el 07 de Abril 2016, publicado en Blog y Recetas, Recetas, Verduras

Una forma de ayudar al hígado a eliminar toxinas

La primavera es el momento ideal para hacer una limpieza y ayudar a nuestro hígado a eliminar toxinas acumuladas y revitalizarse. Una ensalada como esta a base de vegetales crudos, alimentos ricos en probióticos como el chucrut y un buen aliño que aporte grasas saludables son los ingredientes perfectos para una comida depurativa a mediodía.
¡Y lo mejor es que solo te llevará 10 minutos prepararla!

Ensalada depurativa con Espárragos y semillas de Lino


Esta ensalada lo tiene todo: las Hojas verdes de sabor amargo estimulan la función hepática y nos aportan calcio, hierro, vitamina D3, ácido fólico, vitamina C y multitud de antioxidantes. El Daikon es una raíz medicinal para el hígado, como todas las crucíferas, igual que los Espárragos, ya que son ricos en glutatión, uno de los antioxidantes más potentes que existen. El Aguacate es una fruta muy saciante, rica en vitamina E y grasas saludables, que ayudan a la asimilación de las vitaminas y minerales de las verduras. Las semillas de Lino complementan el plato por su contenido en ácidos grasos Omega 3 y fibra soluble, que se adhiere a las toxinas presentes en el intestino y favorece su eliminación.

Ingredientes (para 2 personas)
• 1 taza de Espinacas frescas
• 1 taza de Escarola
• ½ Daikon o 6 Rabanitos
• 1 manojo de Espárragos
• 1 Aguacate mediano, cortado en daditos
• 2 cucharadas de Chucrut sin pasteurizar
Vinagreta
• 1 cucharadita de Mostaza natural (sin azúcar)
• 2 cucharadas de Zumo de Limón
• 1 cucharada de Salsa de soja o 1 pellizco de Sal marina sin refinar
• 3 cucharadas de Aceite de Oliva virgen extra o Aceite de Lino de 1ª presión
• 2 cucharadas de Semillas de Lino

Procedimiento

  1. Lavar los Espárragos y cortar la parte leñosa, curvándolos hasta que se rompan de forma natural por el punto más duro. Cortar en trozos diagonales de 4-5 cm. de ancho, dejando las puntas enteras.

  2. En una cacerola mediana, calentar un fondo de agua y colocar encima una rejilla para cocción al vapor. Cuando el agua empiece a hervir, poner los Espárragos en la rejilla y cocer al vapor durante 4-6 minutos (según tamaño). Tienen que quedar tiernos pero crujientes y de un verde vivo. Pasar a un plato amplio y dejar enfriar.

  3. Para hacer la vinagreta: mezclar todos los ingredientes en un bol con la mitad de las semillas de Lino y batir con un batidor de varillas, hasta emulsionar. Reservar.

  4. Trocear la Escarola con las manos y cortar el Daikon en láminas finas (lo ideal es usar una mandolina). En un plato amplio, mezclar las Espinacas, la Escarola, el Daikon, los Espárragos y los daditos de Aguacate.

  5. Verter por encima el aliño, removiendo con cuidado, y decorar con el Chucrut y las semillas de Lino restantes.

  6. Servir en el momento, ¡así aprovecharemos al máximo todos los nutrientes!

Variantes:
La ensalada tiene el mismo poder depurativo con cualquier otra hoja amarga como la Endivia, la Rúcula o los Berros. En lugar del chucrut, podemos añadir Germinados de alfalfa, brócoli...

Déja un comentario

Estás comentando como invitado.