Calabaza asada con Especias

Jueves, el 05 de Noviembre 2015, publicado en Blog y Recetas, Recetas, Verduras, eitquetado como: Calabaza

Una receta otoñal, dulce y relajante

La Calabaza cacahuete, como todas las calabazas de invierno, es una excelente fuente de azúcares complejos y beta-caroteno, el precursor de la vitamina A, que les confiere intensos colores amarillos y naranjas. Se trata de un alimento fácil de digerir, ideal para diabéticos y personas con problemas digestivos.
Cuanto más fuerte sea el color de la calabaza, más intenso será su sabor. Este plato aporta un dulzor natural que satisface y relaja, al tiempo que nos aporta calor interior para los meses fríos.

Calabaza asada con Especias


Ingredientes (para 4-6 personas)
1 Calabaza cacahuete mediana de aprox. 1,5-2 Kg.
1 cucharada de Melaza de Arroz
2 cucharadas de Aceite de Oliva virgen extra
2 cucharadas de Salsa de soja
½ cucharadita de Canela
¼ cucharadita de Nuez moscada
¼ cucharadita de Clavo en polvo
¼ cucharadita de Cardamomo en polvo
1 cucharada de Zumo de Jengibre fresco
1 pizca de Pimienta de Cayena (opcional)
¼ cucharadita de Sal marina (sin refinar)


Procedimiento

  1. Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja de horno cubierta con papel vegetal para horno o una alfombrilla de silicona.

  2. Lavar la Calabaza y cortar por la mitad sin pelar. Retirar los extremos y sacar todas las semillas con ayuda de una cuchara. Cortar en dados grandes, de unos 4 cm. y lo más uniformes posible. Pasar a un bol.

  3. Pelar el Jengibre y rallarlo con un rallador de acero o uno de cerámica para jengibre. Recoger toda la pulpa y exprimirla para obtener el zumo.

  4. En otro bol mediano, mezclar la Melaza de Arroz, el Aceite de Oliva, la salsa de Soja, las Especias, el zumo de Jengibre y la Sal marina. Batir bien con un batidor de varillas y verter en el bol con la Calabaza, mezclando bien con las manos.

  5. Pasar la Calabaza a la bandeja del horno, distribuyendo los trozos de forma uniforme (procurar que queden algo separados entre sí, para que el calor les llegue por igual).

  6. Asar durante 30-40 minutos, hasta que adquiera un color ligeramente dorado y esté tierna. Remover los trozos de calabaza a mitad de la cocción, para que se asen de forma homogénea.

  7. Sacar del horno y dejar reposar 5 minutos. Servir caliente o utilizar como base para una crema o un paté.

Comentarios (6)

  • carnet manipulador de alimentos

    carnet manipulador de alimentos

    03 Marzo 2016 a las 12:00 |
    ¡Muchas gracias por tu receta!

    responder

    • Elena

      Elena

      08 Marzo 2016 a las 21:31 |
      De nada!!! Espero que te haya gustado mucho!

      responder

  • Rosario

    Rosario

    27 Septiembre 2016 a las 10:46 |
    Suena muy bien... me pregunto si la cáscara se come, yo nunca lo había hecho y si en el caso de hacer paté se quitaría

    gracias!

    responder

    • Elena

      Elena

      08 Octubre 2016 a las 13:01 |
      Hola Rosario,
      La piel de la calabaza puede comerse una vez asada, porque queda muy tierna. Si no quieres utilizarla, solo tienes que pelarla antes de asar.
      Un abrazo!

      responder

  • oscar

    oscar

    30 Noviembre 2017 a las 16:18 |
    Una calabaza tiene propiedades y es terapéutica.
    Sin embargo, al cocinarla por encima de 40ºC - 42ºC, deja de tener esas propiedades y ser beneficiosa.
    Cambia su estructura molecular y la supuesta Vitamina A desaparece.

    responder

    • Elena

      Elena

      31 Diciembre 2017 a las 12:14 |
      Hola Oscar,

      Coincido contigo en que los alimentos crudos contienen más nutrientes y son esenciales, pero lo que dices no es del todo cierto...la vitamina A es una vitamina liposoluble y por ello resiste temperaturas más altas que las hidrosolubles (B y C), además de que algunos estudios indican que se asimila mejor en la calabaza y la zanahoria cuando están cocinadas. Por otra parte, los alimentos y la forma de prepararlos también tienen unos efectos energéticos y cada persona tiene sus propias necesidades. Muchas personas en invierno agradecen tomar la calabaza cocinada, les sienta mejor y contribuye a generar calor. Se pierden algunos nutrientes, sí, pero también se obtienen otros beneficios.

      responder

Déja un comentario

Estás comentando como invitado.